sin Pena ni Gloria…

Hoy te has ido,
sin pena ni gloria.

Nunca llegué a interiorizar esa expresión hasta ayer.

“Sin pena ni gloria”…
y es que no siento nada por tu marcha.

Te has ido para siempre
y no siento pena.
Tampoco alegría pues ya no me quedaba rencor en mi corazón.
Es como si en realidad, te hubieses ido hace tiempo de mi vida.

Y es cierto que al recordar ese hecho es cuando sí siento tristeza.
Que ese hecho es el que realmente llena de lagrimas mis ojos y mi corazón.
Pero hoy,
por el día de hoy…
no siento nada.
…………………
Adiós para siempre, querida.
Ojalá en el universo,
expandida en miles de partículas,
tu energía vital encuentre al ser que saque de ti la generosidad que quizás un día habitó tu corazón.
Y entonces
mi padre
vea en ti su “MADRE”,
y lo abraces para siempre,
y lo ames…

©Piedad Asensio
Fotografía de Pixabay https://pixabay.com/es/users/congerdesign-509903/

eterno…

Lo bueno…. no es lo mejor.
Lo mejor, por otro lado,
no es, eternamente “lo mejor”.
Y en cualquier caso
no es eterno.

Lo malo??
En muchos casos no es lo peor.
Incluso puede ser lo bueno.
Incluso, incluso… puede ser lo mejor.
Y, de cualquier modo…
tampoco es eterno.

Solo la Muerte es eterna….

Y no es ni “lo mejor” ni “lo peor”.
Solo………. es.
A veces, “mala”.
A veces, “buena”.
A veces solo “lo normal”.
Pero siempre y de cualquier forma

……..Ella sí que es Eterna.

 
©Piedad Asensio
Fotografía de Pixabay https://pixabay.com/es/users/Arte-Anonima-2368264/